Blog‎ > ‎

La Interagrupación capea el temporal

publicado a la‎(s)‎ 18 ene. 2013 5:36 por MJ Beneyto
El objetivo es sencillo: abaratar al máximo el gasto de las comisiones para organizar la fiesta fallera. Y más en plena crisis económica y con un aumento del IVA que ha hecho tambalear las cuentas y contratos ya cerrados para este ejercicio. Sin embargo, ya está todo preparado.

Se trata de la primera central de compras fallera que ha puesto en marcha la Interagrupación de Fallas (que aglutina a 243 comisiones de la ciudad) y consiste en poner en contacto a proveedores y falleros para conseguir reducir los precios de todo aquello que las comisiones, sí o sí, deben contratar para celebrar la fiesta, es decir, desde la cerveza o la venta de alcohol hasta las carpas, el césped, el alquiler de mesas y sillas, el montaje del escenario, los váteres químicos.... De momento, la entidad cuenta con más de 20 empresas de todos los sectores, y lo único que queda en el tintero (y está en negociación) es la iluminación para ornamentar las calles.

La Interagrupación de Fallas de Valencia ha mantenido reuniones durante varios meses con las empresas interesadas "para que vieran las ventajas de poder acceder a todas las comisiones con una única gestión".

Este trabajo se ha plasmado en un catálogo de 131 páginas que, en octubre, recibieron todas las comisiones de la Interagrupación. "Tras la edición del catálogo hemos seguido recibiendo ofertas lo que redundará en ese doble beneficio: para todas nuestras comisiones y para nuestros proveedores", explicaron desde la Interagrupación. Es más, el presidente de la entidad, Antonio Sánchez, explicó ayer que se prevé un ahorro "que ronde el 25 % para cada comisión aunque cada falla es un mundo y la reducción el gasto será variable, en función de las necesidades".

La central de compras llega en un momento en el que muchas comisiones ya han cerrado sus contratos o compromisos con sus proveedores habituales. Sin embargo, Sánchez explicó que "la iniciativa es muy buena porque los precios son menores a los del mercado habitual y si este año funciona, que funcionará, el año que viene, con más previsión, se duplicará el volumen de negocio. Seguro".

De esta forma, además, se recupera el origen de las propias interagrupaciones, que nacieron, precisamente, con ese mismo objetivo: abaratar al máximo los gastos al ofrecer un mayor volumen de negocio a los proveedores.

Por Mónica Ros Valencia en levante-emv.com
Comments