Blog‎ > ‎

Traje de fallera... con normas

publicado a la‎(s)‎ 30 mar. 2011 8:54 por MJ Beneyto

La joya de las Fallas son sus mujeres luciendo el traje regional, seña de identidad de la historia del pueblo valenciano. Sin embargo, las últimas tendencias en moda han desvirtuado, a juicio de la alcaldesa, el traje de valenciana. Barberá volvía ayer a reabrir un debate entre los puristas y los nuevos indumentaristas. «Quiero proponer unas normas del traje de valenciana porque estos días he estado observando unas faldas con excesivo volumen y se está desvirtuando el estilo tradicional», aseguró ayer tras realizar el balance de la semana fallera.

La alcaldesa se sinceró y manifestó que presenciando la Ofrenda había comprobado unos excesos que se alejaban del origen del traje de valenciana. «Lo que no puede ser es que las niñas casi no puedan andar y el sentarse sea muy complicado por los aros, parecen unos toneles. Todo se debe regular mucho más», añadió. La alcaldesa llegó más lejos y aseguró que el referente estaba en los libros. «Los escultores y pintores han mostrado en sus obras la imagen de unos trajes menos voluminosos y con menos tela y eso es lo que pretendo que se mantenga», indicó.

Barberá aseguró que esta reflexión la trasladará a la Junta Central Fallera para que se debata y se decida en la asamblea de presidentes. «Pretendemos que por lo menos las falleras de la corte y las falleras mayores sigan las normas que indiquemos tras asesorarnos con expertos en la materia. Y si se puede marcar tendencia en el resto de las falleras, pues mucho mejor», puntualizó.

Las opiniones de las casi 100 casas de indumentaria tradicional difieren entre los más puristas y las nuevas casas que pretenden marcar tendencia. Enrique Marzal coincidía ayer con la alcaldesa Rita Barberá y apuntaba que los volúmenes de los trajes eran muy exagerados. «Yo siempre procuro que las niñas no lleven más de 2 caídas y media para que no sean tan voluminosos. Mis 40 años de experiencia me avalan y siempre intento explicar a las clientas cómo deben hacerse los trajes», comentaba el indumentarista que ha vestido a las Cortes de Honor.

Para Marzal, desde hace años se está asistiendo a una desnaturalización del traje de valenciana en alguno de sus aspectos. «La aparición de aros y ahuecadores duros han provocado que la imagen de las falleras no es muy estética», dijo. Marzal indicó que él ya no coloca aros en sus confecciones, tendencia que ha estado presente en la historia.

Amparo Fabra también opinaba lo mismo y aseguraba que los trajes que se pueden ver ahora no hacen a la mujer elegante. «Los indumentaristas antiguos nos basamos en la historia y estamos reproduciendo trajes de época. Es cierto que en 1800 las mujeres labraban el campo y llevaban uno refajos de fieltro. Sobre estos se colocaban la falda de seda para asistir a celebraciones. Por tanto, es lógico que tuvieran volumen, pero no tanto como el que se está viendo ahora. Sinceramente parecen campanas», añadió.

Adelaida Monmeneu, indumentarista de la fallera mayor infantil, Carmen Monzonís, difería y aseguraba que a su juicio el volumen no era excesivo. «Los trajes no pueden ser tubos, tienen que lucir y deben llevar volumen. Exagerados son los de las alicantinas, pero no los nuestros», comentaba. Pero las opiniones de los expertos no son las únicas, las más importantes son las de los clientes quienes finalmente toman la decisión. «Nosotros aconsejamos y procuramos que tengan en cuenta nuestra opinión, pero lógicamente son ellas las que deciden y no podemos hacer más», comentaba Carmen Asins.

La competición entre unos trajes está alcanzando unas dimensiones que han llegado a desvirtuar el modelo tradicional de valenciana. «Si una lo lleva largo, la otra lo quiere más y los zapatos prácticamente no se ven y con el volumen pasa lo mismo», indicó Amparo Fabra.

Barberá ya pidió hace dos años que se tuvieran en cuenta las tradiciones y la historia. Este año lo ha vuelto a dejar encima de la mesa y espera que en la Junta Central Fallera se contemple su reflexión.

Junto a esta petición también propondrá que la Ofrenda se prolongue al día 18 por la mañana. «Hay que ordenar esta situación y encauzarla y yo les invito a todos los valencianos a ver las fotografías que hemos hecho donde se ven a niños de siete y ocho años sentados en el suelo cansados y esperando su turno. Además, siempre se han hecho pasacalles por la mañana, por eso ¿qué diferencia hay llevando flores a la Virgen?» se preguntó ayer. Sin embargo, no fue tan clara respecto a celebrar las Fallas siempre en el tercer fin de semana de marzo. «Debemos estudiarlo y hablar con los afectados para ver que es lo que más conviene»,concluyó Barberá.

Fuente LasProvincias.es

Comments