Blog‎ > ‎

En Federico Mistral-Murta lo importante es disfrutar

publicado a la‎(s)‎ 24 dic. 2010 10:02 por MJ Beneyto   [ actualizado el 24 dic. 2010 10:03 ]

Hace unas semanas, la falla Federico Mistral-Murta se daba a conocer por la publicación de un calendario fallero subido de tono, cuyos beneficios se destinarían a subvencionar los monumentos. Detrás de esta anécdota, se encuentra una falla llena de experiencia y de juventud. Dentro de su casal, la diversión está asegurada.

Dentro de dos años cumplirán su 50 aniversario. Enrique Telo, uno de sus fundadores, aún recuerda los comienzos de la comisión: «Éramos un grupo de amigos ferroviarios. Benimaclet por aquel entonces no estaba en la capital, así que decidimos montar nuestra falla como auténticos novatos». En aquella época, la comisión estaba formada «por cuatro gatos», pero poco a poco fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy: una comisión con 300 falleros mayores y 110 pequeños.

A lo largo de décadas, en este entorno fallero se han conocido parejas cuyos hijos y nietos pertenecen ahora a Federico Mistral-Murta. En una mesa del casal, los señores falleros se divierten jugando al dominó. Se lo pasan de maravilla, charlan de sus cosas mientras echan unas partidas. Las tardes transcurren rápido entre amigos. Así lo demostraron esta semana con los pañuelos de LAS PROVINCIAS sobre la cabeza.

Fundadores o falleros de nueva generación, todos tienen decenas de anécdotas que contar. «Recuerdo un año que le escondimos la falla infantil al presidente, se volvió loco buscándola», rememora Enrique Telo. En otra ocasión, a un fallero le metieron una cabra en la cama: «Nos reímos mucho, como cuando nos trajimos una vaquilla del Puig y la toreamos en la calle», afirma el fundador. Un año, alguien gastó una broma pesada y robó los jamones de una rifa, nunca volvieron a aparecer.

Pasacalles en ropa interior

Si hay algo que no se puede negar es que la falla sabe pasarlo bien en su conjunto. En los días grandes de la fiesta, la falla llega a organizar hasta cinco verbenas e invita a barra libre. Aunque, sin duda, el acto que más atención recibe es el pasacalle en ropa interior fallera que se celebra en la calle del casal. «Las chicas llevamos enaguas o pololos. Los chicos los calzones de saragüey y una camisa blanca», explica la fallera mayor. Este acto tan original se acoge con simpatía por los vecinos de la contornada. Para ellos es la mejor manera de prepararse para la despedida del día 19 de marzo.

La destreza a la hora de jugar al fútbol sala es otra de las habilidades de los falleros de Federico Mistral-Murta. Este año han subido a la primera división de Junta Central Fallera. Está claro que los jóvenes de esta comisión saben controlar el balón para llevar a su casal hasta lo más alto.

Su amor por los deportes les ha llevado a organizar un campeonato de frontón dentro de la misma falla. Otro de los juegos que les gustan es el parchís. Como bailarines tampoco tienen precio, cada año participan en el concurso de playbacks.

En este ambiente de risas y buen humor, Federico Mistral-Murta se prepara para la llegada de las Fallas 2011. Elena Serrano es su fallera mayor, ella más que nadie, espera que lleguen los días grandes. «He recibido mucho apoyo de mi grupo de amigos y mi madre se ha hecho fallera para ayudarme, explica la joven. Fallera desde los nueve años, Elena sabe que su momento más especial llegará con la Ofrenda a la Virgen. Aunque trabaja de contable, dice que no tendrá problemas para compatibilizar sus facetas.

La pequeña Natalia es la fallera mayor infantil. Estudia 1º de la ESO y pertenece a Federico Mistral-Murta desde que nació. Sus padres también son falleros del casal. «Me gusta mucho el ambiente de esta comisión, me lo paso muy bien», explica la niña. Natalia recibe en todo momento el apoyo de su fallera mayor: «somos muy amigas, quedamos fuera de la falla y nos apoyamos».

A su vez, esta comisión de Benimaclet puede presumir de haber tenido a cinco falleras mayores en la Corte de Honor de Valencia desde el año 93. Merche Pérez, Susana Senen, Auxi Pérez, Inma Arranz y Nuria Giner son las mujeres que fueron elegidas para vivir a lo grande las fiestas josefinas.

Hace unos meses, los falleros vivieron uno de esos momentos difíciles de olvidar: después de una Junta se les cayó el techo del casal encima. Afortunadamente, no había nadie en ese momento y no tuvieron que lamentar ningún daño personal. Demostrando más su sentido del humor, los falleros se tomaron este hecho con paciencia. Ahora, con un nuevo casal, los falleros están listos para la fiesta.

Comments