Glosario‎ > ‎

desde "cadena" hasta "estameña"


C

cadena.

Se menciona una «cadena de oro a la christiana» (1563. Apéndice) cuyo fin se nos escapa por completo. Pudo destinarse como adorno de algún tocado, como collar o como cierre de alguna prenda de vestir.

calzas.

Sólo se menciona esta prenda femenina interior en fecha tardía (1602). Según cierto testigo, una mujer se ató «la atapierna» para ocultar «en la caiga» algo que luego le fue hallado «entre la carne y la calca» (AHN, Inq., leg. 554/21 y libro 938, f. 169). Aunque no se indica de qué tejido estaban hechas, la costumbre morisca era utilizar el lino. (Cf. Bernis,1979, II). Véase infra 2.b, s. v. «kalsa». Se documenta en un texto de 1587 (Labarta, 1982, 151).

camisa.

Era una prenda interior, tanto de hombre como de mujer o de niño. Las de las mujeres podían no tener mangas: «camisa morisca sin mangas» (1602. AHN, Inq., leg. 554/18) «camisa nova, sense cabes ni punyets» (1585. Barceló, 1984, 107). Se ponía junto a la carne y se cubría con el sayo o saya ( 1575. AHN, Inq., leg. 554 / 4; 1602. AHN, Inq., leg. 555/21) . Las había de seda de colores, listadas y bordadas: «camises llistades» (1497 . Barceló, 1984 , 106), «camisa obrada de seda negra, de dona», «camisa de dona obrada de seda de grana» ( 1585 . Barceló, 1984, 107), «camisa limpia labrada de grana» (1599 . AHN, Inq., libro 938, f. 77). En los procesos inquisitoriales se hace referencia a menudo, y como costumbre morisca, a la muda de camisa para hacer la oración islámica.

capa.

Era una prenda usada por hombres y mujeres y no aparece ninguna distinción en los textos consultados. De unos moriscos se dice que «dormían embueltos con sus capas» (1602. AHN, Inq., leg. 550/11). A lo que parece eran de colores oscuros: «una capa negra usada molt», «una capeta parda vella» (1585. Barceló, 1984, 107). Algunas llevaban una especie de capucha: «la capilla de la capa» (1600. AHN, Inq., libro 918,f. 206). Véase infra i 2.b, s. v. «kabá».

Se menciona en un texto de 1587, señalándose además que es azul pastel y vieja (Labarta, 1982, 151).

capell.

Capell es una especie de tocado que se cita en 1585 como «un capell de perles» (Barceló, 1984, 107). Podría tratarse de un tipo de cinta o cordón que se colocaba sobre la toca al estilo de las tiras de cabeza (Cf. Bernis, 1979, II,131).

caperuza, caperussa.

Toca a modo de capirote. Término no documentado en otras fuentes hispanoárabes, aparece en un texto de 1587 (Labarta, 1982, 1 Ir).

cascaveles.

Aunque no es seguro, «unos cascaveles de plata e media tuna con letras arábigas» ( 1590. AHN, Inq., libro 937, f. 227) podrían ser unos pinjantes que colgaban de alguna tira de cabeza para adornar el tocado. Podrían tener relación asimismo con las «nóminas» y «patenas».

caragüelles.     

Ver «saraüell».

cerro.

Tipo de lienzo hilado para la casa del señor por las aljamas de la Marina en el siglo XIV (Barceló, 1984, n.° 26 / 28. 1368). Aparece ya en el Vocabulista.

chambray.

tela blanqueada de algodón de hilos muy finos que toma su nombre de la ciudad francesa en donde empezó a fabricarse. Se usa para lencería, camisas, etc.

chantilly.

red fina con dibujos florales.

charmeau, satén charmeusse.

satén de seda suave con una trama gruesa o doble trama y con muy buena caída.

chiffón, shifon.

tejido de textura muy suave; generalmente de seda, algodón, rayón o tercipelo. Le da una caída muy rica a los vestidos lánguidos o en capas.

cofia.

Cofia es un tocado con forma de casquete que se acoplaba a la cabeza femenina, figura en el ajuar de una morisca, especificándose que se trata de «una cofia de aljófar» (1604. APN, Prot. F. Sanchis). Podría relacionarse con el capell antes mencionado o los capillejos y capellos usados por las damas españolas (Cf. Bernis, 1979, II).

collar.

A tenor de las descripciones, los collares estaban formados por granos de oro de distinto grosor según los modelos. Entre los citados figuran «un collar de or, ab molts grans» (1585. Barceló, 1984, 107), «un collar de or ab huit dodzenes y deu grans de or morisch, pesant huit dobles» (1604. ARV, Clero, leg. 752/1958). Se menciona también «un collar» entre las joyas del ajuar de una morisca (1604. APN, Prot. F. Sanchis). Existían otros tipos de adornos para el cuello formados por perlas y piedras, como los encontrados en poder de Ali Eca, mudejar de Tales (Onda) en 1500, y que consistían en «un collaret de perles, de gruxa los grans com de dacsa, poch mes o menys, en sis casetes; co és, de tres fils cada caseta e cinch grans d'or e dos grans d'argent e quatre pedrés de vidre blau; lo qual collaret ha pessat pes de una castellana e un ducat» y también «un altre collaret de perles menudes, com a grans de mili, ab quatre pedrés d'ambre e quatre grans d'argent, co és los dos chichs e los altres dos majors e V grans de coral chiquéis; lo qual pessá tot pes de tres castellanes e un florí, e .XVII. grans d'or» (Apéndice, D).

Ale. recoge este término bajo «armella» y «argolla», dando como equivalente árabe hílca, pl. hiláq. Parece tratarse de un tipo de collar. En un texto de 1 518 se dice que es «de torneses» (Barceló, 1984, n.° 157/8,14) y se da su equivalente romance «collar».

cosset.

Debe tratarse de la prenda femenina que C. Bernis describe bajo la voz eos ( 1979, II, 80-81). Según esta historiadora, el eos era una especie de corpino interior que podía llevar o no mangas. Sólo se documenta en dos ocasiones: «cosset d'estamenya scarlat» ( 1513, ARV, Bailia 329, f. 631), «cosset de vellut negre, ab ses mánegues ab randes de or» (1585. Barceló, 1984, 107). Debe ser lo que se menciona como cuerpo en 1563: «un cuerpo de rasso carmessí con sus mangas» (Cf. Apéndice, C). También debe corresponder al mismo tipo de vestimenta «un corpino de paño negro» (1607. AHN, Inq., leg. 935, caja 2).

cota.

Según Bernis, la cota era una prenda femenina parecida al hábito, mongil o faldilla y, portante, un vestido exterior. Los textos en que aparece este traje sólo mencionan la «mija cota» por lo que se puede deducir que no llegaba hasta el suelo; una de ellas iba acompañada de una faja: «mija cota teuada usada», «mija cota de tafatá negre, ab una faxa de vellut negre» (1585. Barceló, 1984, 107). Véase infra 2.b, s. v «q.t.».

Traje exterior tanto masculino como femenino que cubría desde el cuello hasta cerca de los pies. Ale. atestigua «mongil = cóta» y «cota de malla = cóta min zarád». En un documento de 1587 se menciona una «cota azuípastel de paño con jamete grana» (Labarta, 1982, 3r).

cotilla.

Diminutivo de cora, que no parece tener en esa época la relación con la faja que tiene actualmente. Se documenta en un texto de 1587 (Labarta, 1 9 8 2 , 1 Ir).

crepé.

tela lisa, con caída, que puede ser de seda natural, lana suave o incluso poliéster. Es una tela doble faz, opaca y brillante. Es suave al tacto y tiene un lindo brillo natural.

cretona.

del apellido francés “Cretonne”, primer fabricante de este tejido. Es una tela estampada de algodón algo grueso. Se utiliza en vestidos sencillos de señora para campo y playa, cortinas y otros adornos de carácter doméstico.

cuello.

Los textos en que aparece esta voz señalan que son de seda (Cf. Apéndice, A, 1.22; AMCoc; Barceló, 1 9 8 4 , n.° 151/7). Evidentemente se trata de un cuello postizo para las camisas o alcandoras, como recoge Ale. s. v. «collar de vestido» y «cabecón de camisa = táuq».

D


d'Alencón.

es un encaje mas grueso que el Chantilly y es rebordado con cordón fino llamado cordoné.

damasco.

tejido de seda, algodón o lana, que combina hilos formando un rico estampado en relieve. También hay telas adamascadas que son más ricas porque se realizan con seda e hilos metálicos. Los corsets y faldas amplias quedan muy bien con este tipo de tela.

davantal.

Usaban el delantal tanto las mujeres como los hombres artesanos; en 1446 se cita «un devantal rexat» de un zapatero (Barceló, 1980, 61). En una ocasión se dice que es de «fil, ab Mistes grogues» ( 1513. ARV, Bailia 3 2 9, f. 631). También se cita «un debantal de lana listado» (1607.AHN, Inq., leg. 935 / 2) . A través de los procesos inquisitoriales puede observarse como las moriscas eran sorprendidas en sus casas con «devantal» ( 1602. AHN, Inq., leg. 554 / 19; 1604.AHN, Inq., libro 938,f. 263).

denim.

Es un tejido denso y fuerte de algodón y de ligamento de sarga. Explica una leyenda que el emigrante bávaro Levi Strauss abrió en 1850 un comercio en California en el que vendía a los buscadores de oro y a los vaqueros unos pantalones confeccionados con sarga de Nimes, (de done la denominación de “Denim”), la lona para las tiendas de campaña y los carros. También los marineros procedentes de Génova (en francés Gênes) llevaban estos pantalones, por lo que se llamaron más tarde “Jeans”. Su uso se extendió más tarde a los vaqueros de Texas. Se emplea para pantalones y ropa deportiva.

dupioni de seda.

seda natural con textura y brillo; al ser seda salvaje se arruga, sin embargo ahí radica su elegancia.

E

encaje

tejido formado por hilos de seda, algodón, lino, oro o plata, torcidos o trenzados, de mallas, lazados o calados con motivos diversos. Hay distintos tipos de encaje.

esparteñas.

Este calzado, conocido también como alborga, era muy parecido a la alpargata. Se cita a un morisco que las vendía (1577. AHN, Inq., leg. 551/31). Era un zapato de labradores hecho de esparto o cáñamo;«unas esparteñas de cáñamo» se citan entre las ropas de casa de una viuda morisca (1607. AHN, Inq., leg. 935, caja 2).

estopa.

Aparece entre los productos hilados por las aljamas de la Marina para el señor (Barceló, 1984, n.° 26/3 y 28 / 3.1368) Ver más adelante xuca.

estameña.

Tejido en que tanto la trama como la urdimbre son de estambre, de construcción suelta, sin dibujo e igual por las dos caras. Con esta tela estaba confeccionada la saya de una morisca (1591. Labarta, 1983, 82).

Comments